12.11.2001
Museo Nacional de la Fotografía

Marta y la otra. FOTOMUSEO, Museo Nacional de la Fotografía

Ana María Lozano

El FOTOMUSEO -Museo Nacional de la Fotografía y su directora Gilma Suárez, traen a Colombia este grupo de fotografías de Marta María Pérez Bravo, la artista cubana, nacida en la Habana en 1959.

Marta María realizó igualmente en la Habana sus estudios de arte, dando inicio a su trabajo personal en la década del ochenta. Numerosas exposiciones y publicaciones se han ocupado de dar a conocer su trabajo delicado y persistente.

Al igual que Wifredo Lam, Francisco Elso, José Bedia; entre otros artistas cubanos, Marta María se ha interesado grandemente por la rica iconografía de la santería y de Palo Monte y, a través de su obra fotográfica, ha logrado plasmar dicho interés, sustrayendo en varios niveles elementos tan acertados que, aún para el menos advertido, producen un efecto conmovedor, inquietante, siempre propenso a la duda, a despertar la necesidad de ver más y saber más, como en una narración de la cual nos dan apenas una claves de manera provocativa. Es el caso, por ejemplo de Ya no hay corazón, fotografía en la que aparece el torso de la artista cubierto de barro con puntillas clavadas y por consiguiente pesado, gigantesco, hinchado, un cuerpo vivo dentro de un cuerpo falso, que se convierte en figura de arcilla, en fetiche, permitiendo que el límite entre una cosa y la obra sea visible; que el “truco”, la doble naturaleza, se muestre ante la mirada.

Llama la atención cómo Marta María acude siempre a una composición central, heredando una tradición que pertenece más a la fotografía, a la pintura. Los elementos, los objetos posan ante la cámara, definidos, distintos, nítidos y contenidos. Nunca hay excesos en la obra de Marta María; aparecen los elementos indispensables, uno, dos objetos y luego el silencio, elemento fundamental que los reúne y multiplica.

La herramienta central de estas fotografías es el cuerpo de la artista, quien obtura la cámara fotográfica: su esposo, el lugar donde se realiza la toma: casi indefectiblemente se trata del patio de su casa. Es pues una obra llevada a cabo a partir de una inmensa economía de medios. La estética es adusta y despojada, el trabajo soporta su capacidad semántica, no en la espectacularidad, ni en el recurso técnico, en la distracción del color ni en trucaje, sino en la eficaz manipulación de los escasos elementos que convoca y su conjugación con el propio cuerpo.

La mayoría de las obras fotográficas de Marta María nos enfrentan con su cuerpo desnudo, casi siempre presente a través de fragmentos en cierta a medida, justamente por esa razón, inidentificable. Brazos, piernas, torso, aparecen ante la mirada, descontextualizados, flotando en la mitad de una nada luminosa, filtrando su ser sujeto para convertirse en objeto. Es en medio de ese escenario neutral, partiendo de ese cuerpo fragmentado y su interrelación con los objetos, que Marta María Pérez nos involucra en su mundo interior, muchas de las veces, inquietado por su vulnerabilidad, atravesado por la soledad.

Ana María Lozano
Curadora - Museo de Arte Moderno de Bogotá

Source: FOTOMUSEO, Museo Nacional de la Fotografía

Marta María Pérez Bravo. Protección (Protection), 1990. Photography

Marta y la otra. FOTOMUSEO, Museo Nacional de la Fotografía

By November 12, 2001Artists, Exhibition

Author federico

More posts by federico
Back